Procedimiento para Rostro
Conoce más sobre cada procedimiento
 
 Volver a menú

 

  Aplicación de Tóxina Butolínica
El cuerpo ideal puede inspirar bienestar, admiración, deseo, pasión

La toxina botulínica permite la inmovilización selectiva de algunos de los músculos faciales, lo que a su vez, permite borrar las líneas de expresión y arrugas que se forman en la piel. 

Entre las zonas más comunes de aplicación se encuentran la frente, el entrecejo y la región externa de los ojos, donde se forman las arrugas conocidas como “patas de gallo”. Es un procedimiento de rápida aplicación, no causa dolor y genera mucha satisfacción a los pacientes pues su rostro lucirá más joven, con un cambio sutil, rápido y que es económicamente accesible.

La aplicación de toxina botulínica también genera excelentes resultados en pacientes que tienen Hiperhidrosis, es decir sudoración excesiva, lo cual generalmente se localiza en las axilas y las palmas de las manos. La aplicación de la toxina reduce de manera importante la secreción de las glándulas sudoríparas al inhibir la respuesta a los estímulos nerviosos.